Analista sostiene que es beneficioso para la oposición que Maduro continúe en el Gobierno

Mar, 07/11/2017 - 12:46 -- daniel.maureira

Doscientos seguidores del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela irrumpieron en el Parlamento (de mayoría opositora) durante la celebración del aniversario por la firma del acta de independencia de ese país, atacando a diputados y senadores, y lanzando gases lacrimógenos y fuegos artificiales.

Para el analista internacional y académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Pablo Lacoste, esta situación es consecuencia del “discurso de odio” construido por el Gobierno venezolano hacia la oposición de este país, lo que habría generado adeptos que más parecerían “barras de fútbol”, a quienes se les blindaría con total impunidad.

“Es increíble cómo se ha pisoteado la soberanía en Venezuela. El pueblo votó que dos terceras partes del Parlamento fueran de oposición, pero el Gobierno ha desconocido esta situación todo el tiempo, haciendo una serie de maniobras para eludir el respeto a esa mayoría popular. La ha ignorado y, ahora, la agrede físicamente”, sostiene.

Sin embargo, aun cuando reconoce  que este clima de violencia ha sido sistemático, asegura que es altamente inconveniente para la oposición que se concrete una intervención externa, o impulsar un procedimiento para sacar del Gobierno al chavismo antes de que termine su administración en el plazo establecido por la Constitución actual. Es decir, en 2019.

“Esto es una cuestión de madurez del pueblo venezolano, por lo que debe tomar conciencia. Si se saca a la dictadura por fuera, se salva a esa ideología”, considera el doctor en estudios americanos. “En Argentina, salvaron a Perón con muchos Golpes de Estado, lo que ha significado que el peronismo siga funcionando por décadas. Al sufrir estas acciones, terminaban yéndose como víctimas, manteniendo vivo el mito”, ejemplifica.

El académico también cita la invasión a la Bahía de Cochinos apoyada por Estados Unidos que, a su juicio, habría terminado legitimando el régimen castrista en Cuba. Por eso, señala que lo más beneficioso para la oposición de Venezuela en este momento sería dejar que Maduro se haga cargo de la crisis que él mismo habría generado.

“La oposición en Venezuela debe resistir y esperar que el Gobierno de Maduro termine su administración. Otra cosa es que el pueblo salga a las calles a exigir el término de su mandato, pero eso no tienen que hacerlo las élites”, concluye.

 

Por
Por